Nuestra filosofía

Nuestra filosofía se basa en la agroecología, una disciplina que desde la ciencia pero también desde la experimentación y el conocimiento desarrollado durante siglos por las personas dedicadas al campo, estudia los ecosistemas agrícolas y el sistema agroalimentario globalizado buscando estrategias de resiliencia para la naturaleza y la seres que la habitamos. Esto se plantea desde una mirada social y una métodología participativa. Pero, ¿qué tiene que ver esto con la cosmética? mucho, pues la industria cosmética convencional es parte del sistema agroalimentario global, así como la industria farmaceutica y la química. Todas son parte de un mismo sistema que prioriza el beneficio económico a la salud y que genera fuertes impactos ambietales y sociales.

Si quieres saber más sobre agroecología, visita el OSALA

http://www.osala-agroecologia.org/

 

Trazabilidad

La agroecología nos ha ayudado a estructurar el proyecto, inspirando la selección de cada materia prima bajo criteros socio-abientales en los que se prioriza lo local, la calidad y el menor impacto ambiental, frente a los precios bajos a los que se ofrecen los ingredientes petroquímicos o cultivados sin cuidado a la naturaleza de la industria cosmética convencional. Por ello, a parte de usar exclusivamente ingredientes ecológicos certificados o aceptados en cosmética ecológica certificada, y optar por una elaboración artesanal con mucho mimo y un mínimo impacto ambiental, hemos tenido en cuenta el origen (lugar de procedencia) como criterio complementario a la calidad. Así, nuestro

sistema de trazabilidad interna nos permite fomentar:

 

  • La transparencia hacia las personas que consumen nuestros  productos, facilitando toda la información que requieran sobre nuestos productos, no solo en cuanto a datos técnicos sino en cuanto al origen, pues conocemos el lugar de procedencia de cada materia prima que usamos, y eso partiendo del sistema en el cual vivimos ha sido todo un reto.

  • La cercanía de nuestros productos, priorizando ingredientes y envases locales o lo más cercanos posibles, reduciendo así el impacto del transporte kilométrico, lo que se traduce en una menor huella ecológica de cada producto, permitiendonos también fomentar la economía local de nuestro territorio.
Género

Con o sin darnos cuenta, cada persona mira la vida, y por lo tanto actua, con unas gafas, una mirada que implica unos valores (los inculcados por la familia, la escuela, la sociedad y por su puesto los que construimos nosotras mismas, las personas). La biznaguera mira la vida, y por lo tanto elabora sus productos e imparte sus talleres y actividades tratando de poner la vida en el centro, valorando el papel de los cuidados que sostienen la vida y a las personas, en su mayoría mujeres, que lo hacen posible. La salud, la alimentación y la vida han ido siempre de la mano, y es justo reconocer que las mujeres han jugado en ello un papel fundamental (aunque en muchos casos no elegido, y mucho menos, valorado). Por eso, La biznaguera desde la agroecología, busca en las raices de la vida para seguir construyendola, y encuentra allí el legado de muchas mujeres que jugaron un papel fundamental en el desarrollo de la medicina y la alquimia (), pero también el legado de tantas y tantas madres, tías y abuelas que nos han dado la vida con sus cuidados y sus saberes. ¿Y qué hacemos partiendo de esta mirada?

 

  • Elaboramos productos para personas y personitas (mujeres, hombres, bebés y peques) inspirados en una salud sostenible y una belleza natural, huyendo de la concepción de esa belleza artificial que nos suele vender la industria y que nos encasilla y nos acompleja tanto a mujeres como a hombres.

  • Desarrollamos productos específicos (ver, aquí) para la salud íntima, especialmente pensado en las necesidades de las mujeres, pero igualmente muy útil para hombres, promoviendo la importancia de una vida sexual libre y sana.

  • Dedicamos cada taller a una mujer histórica o actual cuyo trabajo nos inspira especialmente, dedicando unos minutos a conocerla un poquito mejor. Nuevo 
Energía renovable y gestión responsable de residuos

Toda la energía que consumimos en nuestra tienda-taller (electricidad) procede de fuentes renovables y es adquirida a través de una cooperativa de producción y consumo de energías renovables. Visita SOM Energía si quieres saber más sobre esta cooperativa.

Nuestra forma de producción tanto por su pequeña escala cómo por la inocuidad de la mayoría de ingredientes apenas genera contaminación en comparación con la industria cosmética convencional, pero a pesar de ello, ponemos mucha atención en la gestión de los envases y residuos que generamos:

  • Separando y reciclando todo aquello que se puede reciclar (cartón, envases inertes, materia orgánica, vidrio)

  • Retiramos los restos de aceites, grasas y ceras con papel, pues son materia orgánica y biodegradable que puede descomponerse en la tierra, pero que no debe de ir a parar al mar o a los ríos.

  •  Promovemos que nuestras consumidoras reutilicen los envases que se pueden reutilizar y reciclen correctamente aquellos que no puedan reutilizar